Procedimiento de laberinto

Definición

Laberinto es un procedimiento quirúrgico para el corazón. Las incisiones se realizan a través del sistema eléctrico de las cámaras superiores del corazón. Las cámaras se llaman aurículas.

Procedimiento de laberinto

Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

Razones para realizar el procedimiento

Maze se realiza para tratar la fibrilación auricular. La fibrilación es un latido anormal del músculo cardíaco. Es causada por impulsos eléctricos erráticos que viajan a través del músculo cardíaco. Estos impulsos pueden hacer que las cámaras laten demasiado rápido. Esto puede disminuir el flujo sanguíneo a través del corazón. La fibrilación auricular también puede causar la formación de coágulos de sangre en el corazón que pueden viajar al cerebro y causar un derrame cerebral.

Maze se usa para tratar casos graves que no respondieron a medicamentos u otros procedimientos. Los impulsos eléctricos no pueden fluir a través del tejido cicatricial. Al crear patrones específicos de tejido cicatricial, la cirugía crea un camino para impulsos saludables y bloquea los impulsos erráticos. Las cicatrices pueden parecer un laberinto.

Posibles complicaciones

Los problemas del procedimiento son raros, pero todos los procedimientos conllevan algún riesgo. Su médico revisará los problemas potenciales, como:

  • Infección
  • Sangrado
  • Problemas relacionados con la anestesia
  • La necesidad de una marcapasos permanente
  • Insuficiencia renal u otro órgano
  • Accidente cerebrovascular
  • Muerte

Antes de su procedimiento, hable con su médico sobre formas de controlar los factores que pueden aumentar el riesgo de complicaciones, como:

  • Fumar
  • Beber
  • Enfermedades crónicas como diabetes u obesidad
  • El uso de ciertos medicamentos

Qué esperar

Antes del procedimiento

Su médico puede hacer lo siguiente:

  • Examen físico, incluidos análisis de sangre y orina
  • Radiografía de tórax
  • ECG: para evaluar la actividad eléctrica del corazón

En los días previos al procedimiento:

  • Hable con su médico acerca de sus medicamentos, incluidos los de venta libre. Es posible que le pidan que deje de tomar algunos medicamentos hasta una semana antes del procedimiento.
  • Haga arreglos para que alguien lo lleve a su casa desde el hospital y lo ayude en su casa.
  • Coma un comida ligera la noche anterior. No coma ni beba nada después de la medianoche.
  • Si fuma, hable con su médico sobre cómo puede dejar de fumar con éxito.

Anestesia

Se utilizará anestesia general. Estará dormido durante la cirugía. También es posible que le administren un sedante antes de la cirugía para ayudarlo a relajarse.

Descripción del procedimiento

Una vez que se haya dormido, el médico cortará la piel y el esternón. Se abrirá la cavidad torácica. A continuación, el corazón se conectará a la máquina corazón-pulmón. Esta máquina asumirá las funciones del corazón y los pulmones durante la cirugía. Una vez que la máquina esté activa, el corazón se detendrá.

Se harán una serie de pequeños cortes en las aurículas. Los cortes se realizarán siguiendo un patrón para dirigir los impulsos eléctricos que pueden parecer un laberinto. Luego, las incisiones se cerrarán con suturas. En algunos casos, es posible que sea necesario colocar un marcapasos.

Una vez que se haya completado el patrón en forma de laberinto, se reiniciará el corazón. Cuando el corazón esté funcionando bien, lo sacarán de la máquina corazón-pulmón. El cofre se cerrará con cables. Finalmente, se cerrará la piel con suturas.

Inmediatamente después del procedimiento

Su recuperación será monitoreada en la unidad de cuidados intensivos. La actividad de su corazón se registrará mediante un ECG. Se le administrarán analgésicos para ayudarlo a descansar cómodamente.

¿Cuánto tiempo tomará?

Aproximadamente 3 horas

¿Cuánto dolerá?

La anestesia evitará el dolor durante la cirugía. El dolor y las molestias después del procedimiento se pueden controlar con medicamentos.

Estancia hospitalaria promedio

5-7 días

Atención posterior al procedimiento

Mientras se recupera en el hospital, puede recibir la siguiente atención:

  • Se le administrarán líquidos y analgésicos a través de una vía intravenosa. Es posible que le administren medicamentos para ayudar a controlar la acumulación de líquidos.
  • Se hará todo lo posible para que se levante de la cama y camine lo antes posible.
  • Se le pedirá que haga ejercicios de tos y respiración profunda. Esto ayudará a reducir el riesgo de acumulación de líquido en los pulmones.
  • Si se colocó un marcapasos, se le darán instrucciones sobre su cuidado.

Durante su estadía, el personal del hospital tomará medidas para reducir su probabilidad de infección, tales como:

  • Lavarse las manos
  • Usar guantes o máscaras
  • Mantener sus incisiones cubiertas

También hay pasos que puede tomar para reducir sus posibilidades de infección, tales como:

  • Lavarse las manos con frecuencia y recordar a los visitantes y a los proveedores de atención médica que hagan lo mismo
  • Recordar a sus proveedores de atención médica que usen guantes o máscaras
  • No permitir que otros toquen sus incisiones

Puede llevar hasta 6 meses recuperarse por completo. Asegúrese de seguir las instrucciones de su médico, que pueden incluir:

  • Descanse cuando sea necesario. Al principio, es normal sentirse más cansado de lo habitual.
  • Camine todos los días. La actividad ayudará con el proceso de curación.
  • Mantenga el área de la incisión limpia y seca.
  • Limite ciertas actividades hasta que se haya recuperado.

Llame Su médico

Es importante controlar su recuperación. Avise a su médico de cualquier problema. Si ocurre cualquiera de las siguientes situaciones, llame a su médico:

  • Tos o dificultad para respirar
  • Nuevo dolor de pecho
  • Signos de infección, incluyendo fiebre y escalofríos
  • Palpitaciones o frecuencia cardíaca rápida
  • Enrojecimiento, hinchazón, aumento del dolor, sangrado excesivo o secreción del sitio de la incisión
  • Náuseas o vómitos persistentes
  • Dolor que no puede controlar con los medicamentos que le administraron
  • Tos con sangre
  • Dolor de cabeza o sensación de desmayo
  • Incapacidad para orinar
  • Dolor, ardor, urgencia, frecuencia de micción o sangrado persistente en la orina
  • Dolor o hinchazón en sus pies, pantorrillas o piernas
  • Síntomas nuevos o inesperados

Llame a los servicios médicos de emergencia o vaya a la sala de emergencias de inmediato si ocurre cualquiera de las siguientes situaciones:

  • Dolor de pecho repentino
  • Súbito dificultad para respirar
  • Problemas con la visión o el habla
  • Entumecimiento o debilidad en un lado de su cuerpo

Si cree que tiene una emergencia, llame a los servicios médicos de emergencia de inmediato.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *